7 consejos sobre Instagram

Si utilizas Instagram profesionalmente para tu negocio, te gustará recordar cuáles son las pautas básicas para sacarle el mayor partido posible a tu marketing de contenido en esta red social basada en imágenes y microvídeos. Existen también varias herramientas -indicaremos algunas- que pueden facilitarte la rutina.
#1: Personaliza las imágenes y humaniza el perfil
El cliente es el rey, eso lo sabemos bien quienes nos dedicamos al marketing. Así que déjate guiar por la reacción de tu público y seguramente observarás a qué son más sensibles. Casi sin dudarlo afirmamos que suele llegar más lejos algo “real” que un gran montaje publicitario retocado. Tu cliente no es un edificio, son personas.
 
Humaniza tu marca. Publica de vez en cuando fotos que muestren lo que pasa realmente en tu negocio: interior del despacho, detalle de la mesa donde tantas horas pasas trabajando para tus clientes, esa taza personalizada que contiene tu café de cada día o incluso una comida en equipo, ¿por qué no?
Personaliza tu foto. Estamos en la era de la personalización. Cualquier foto comercial o fría puede transmitir un poco más cuando las re-decoras: echa mano de las herramientas propias de la app u otras del tipo InstaSize para dárle esa pátina tan tuya. Un detalle nimio puede dotar al anuncio o mensaje de un valor añadido extra. Un filtro, un “marco”, el logo, una frase sobreimpresa…
#2: Explica lo que muestras
Parece obvio, ya que Instagram es una app creada para compartir imágenes, y las imágenes suelen explicarse por si solas. ¿O no? No caigas en el error, el texto tiene parte del éxito y no puedes dar nunca por hecho que tu público va a entender una foto sin una mera explicación.
Está comprobado que quienes escriben texto además de mostrar fotografías, crean un compromiso más intenso y generan más comentarios en forma de texto también, lo cual nos va a dar mucha información sobre su grado de conexión y lealtad hacia la marca.
Para quienes esto de escribir la leyenda de una foto o redactar un copy no se les da muy bien, existen algunas app y correctores de estilo online. Para textos en Inglés el más utilizado es Hemingway (no Ernest, sino Hemingway app).
#3: Publica en horarios correctos
Averigua cuándo es mejor conectar con tu público. Practica, observa y rectifica. Planifica de modo anticipado. Hay también herramientas que te permiten gestionar todos los contenidos de tus redes sociales desde una única plataforma, no los mencionaremos porque son sobradamente conocidos, los hay gratuitos y de pago.
Instagram ha crecido espectacularmente en los últimos años y tiene más de 400 millones de usuarios. Gracias a su popularidad, cada vez hay más estudios, datos, estadísticas y publicaciones sobre usos, tendencias y costumbres (también a nivel local) que pueden darnos pistas sobre este factor.
#4: Usa Hashtags
A raíz del punto  anterior, hay que tener claro que los Hashtags son una pieza clave. Utilizar esta etiqueta es muy positivo, y su buen uso es crucial.
Existe la tendencia de “explicar” la foto utilizando solamente hashtags, y eso tampoco es, o al menos no debe ser una práctica constante. Tómate un tiempo en indagar sobre las tendencias y los hashtags relacionados con tu sector, y asegúrate de elegir una combinación correcta antes de publicar, porque de ello puede depender ampliar o no el alcance de tu contenido.
A veces una imagen o vídeo publicado con más o menos fortuna en sus hashtags, puede tener el efecto contrario al esperado, impactando de modo negativo en público al que seguramente no estaba dirigido el mensaje.
A estas alturas del juego, sabemos que a todo se le puede dar la vuelta…
#5: Publica contenido creado por tu público
Esto ya no es el 2.0, es 3.0… Instagram es un buen lugar para mostrar contenido que implique a terceros y que incluso partan de tu contenido para inspirarse y crear el suyo propio, generando aun más valor alrededor de la marca. Hay aplicaciones como Regram.me que facilitan que tu público comparta contenido.
Haz la prueba: crea un hashtag propio e invita a tus seguidores a que compartan tu imagen, para motivarles puedes añadir algún envío de de cupón de descuento o participación en un sorteo con premio… Imagina la difusión que puede representar, si además luego generas contenido usando el contenido generado por los demás.
#6: Enlaza para poder rastrear
Instagram es limitado en cuanto a enlaces, de hecho solamente puedes añadir un enlace directo en la descripción de perfil. Para poder reconducir a tu público a ese enlace hay que montar estrategias diversas, y la base de cualquier estratagema es explicar abiertamente al usuario a dónde se le dirige y por qué debe clicar en ese enlace.
Para poder luego trazar esos enlaces, es recomendable usar un acortador (Bitly o el de Google) y aconsejable crear una cuenta propia donde se irán acortando y almacenando dichos enlaces; además de ofrecernos estadísticas es muy útil para conocer el impacto real de tu contenido a través del ratio de clics obtenidos.
#7: Conversa con tu audiencia
Es la clave para tener una correcta conexión con tu público, además de ser una de las reglas de oro en todo el social media. La conversación varía en intensidad, frecuencia y volumen en función de la edad, por ejemplo. Verás que la interacción es mucho más normal en usuarios menores a 30 años.
No olvides que contestar preguntas genera engagement, así que como norma, contesta siempre. Para ello, debes mantenerte alerta y gestionar bien la red para que no se te pase ninguna oportunidad.
***
Resumiendo, si consideras Instagram como una buena red social, sácale el mayor partido con una buena estrategia de contenido, bien planteado y mostrado de modo personalizado, acompañado de un texto adecuado y planificando la publicación. Olvida la creencia de que todo gira entorno a crear marca, esto da para mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *