Landing Page, el gran aliado de la conversión

¿Tienes un negocio online y necesitas conversiones?

Para convertir las visitas en leads (contactos) y evitar un gran número de visitas que no aportan nada, sea cual sea tu tipo de actividad profesional o negocio, necesitas revisar la estrategia y seguramente cambiar o crear, si no la tienes, una landing page enfocada en la conversión.

Un estudio de Hubspot realizado a más de 7.000 negocios, indicó en sus resultados que este elemento tiene un gran impacto en la generación de ventas y clientes potenciales. El gráfico muestra como las landing pages lograron incrementar los leads en un 55%.

No nos confundamos, una landing page no es la panacea ni substituye estrategias comerciales (ni on ni offline), pero sí lo complementa y supone una fuente de conversiones importante; el aumento de leads es ya un objetivo en sí, y con una buena “cartera” de clientes potenciales será más directo y efectivo dirigir nuestros esfuerzos comerciales.

Una landing page, como su nombre indica en inglés, es una página donde “aterriza” el usuario al clicar en un enlace externo, y su objetivo primordial es lograr que el usuario realice una acción determinada. Es una página única y su misión es ser efectiva, al margen de la web principal.

El proceso de conversión se centrará en una landing page con una única llamada a la acción (Call To Action, CTA). La acción que solicitaremos puede ser de diversa índole: llamar a un teléfono, rellenar un formulario, registrarse en una newsletter, compartir contenido en redes sociales, realizar una compra online (caso de los e-commerce), descargarse un archivo o enviar una solicitud de presupuesto.

Basándonos en la premisa de que la sencillez y la limitación son las mejores características de toda landing page, debemos idear una página que cumpla perfectamente su objetivo final: la conversión.

¿Cómo hacerla? 

Hemos destacado 6 puntos clave que consideramos básicos para crear una landing page efectiva:

#1: Un buen titular (claim)
Debe expresar claramente la “oferta” y de modo atractivo y entendible para el target. Añadiremos que aunque la propuesta tenga un componente básicamente económico (como sería el caso de publicar una oferta de precio temporal para un producto o servicio) y sea atractivo per se, no hay que olvidar darle valor. Se trata de convencer en milésimas de segundos, merece la pena invertir en un buen titular (copy).


#2: Breve y fácil
Su fin es obtener una conversión, ¡cíñete al objetivo! Olvídate de añadir por ejemplo botones sociales (siempre que no sea tu propósito que el usuario comparta contenido, obviamente). No desvíes la atención de la llamada a la acción, es el centro de todo. Un mensaje claro y corto, un CTA destacado, fácil, accesible… todo adorno es innecesario. Cada palabra o elemento debe estar enfocada hacia el mismo fin. Pónselo fácil (recuerda: no leemos, ¡escaneamos!)

#3: CTA único
Resiste la tentación de “aprovechar” la ocasión para pedirle a tu visita que realice más de un movimiento, trázale el camino si es posible, para que realice una única acción. Sin confusiones, en la LP no hay margen posible para la duda, usa palabras concretas, explícitas y atractivas, con valor, para que el usuario quiera convertirse en un lead. Evita que un lead esté confuso o insatisfecho…

#4: Diseño estratégico
Existen combinaciones de colores, imágenes, tipografías, tamaños, ubicación de elementos y estilos que funcionan bien, y otras no. Salvo seas muy hábil con el tema y domines las herramientas, lo mejor es invertir en diseño gráfico profesional. No hay una guía ni fórmula exacta, pero un diseño óptimo (y optimizado) aumenta la posibilidad de ejercer la atracción visual necesaria para invitar al usuario a leer y actuar.

#5: Adaptación al target
En algunos casos, se necesita más de una landing page, sobre todo si nos vamos a dirigir a segmentos muy distintos. Es recomendable crearlas de modo estratégico según el target, variando el lenguaje o composición o imágenes… Podemos perder leads por no adaptarnos al target.

#6: Responsive
Obvio, sí, pero no podemos dejar de incluirlo en la lista. Cualquier landing page que no pueda visualizarse en un móvil o tablet va a descartar una cifra –posiblemente- importante de conversiones. Nuestro mensaje debe ser visible en cualquier dispositivo, o la inversión se convierte… pero ¡en gasto!

Para acabar, entre nosotr@s, aunque quizá no sea aplicable en todos los casos (en función del tipo de conversión que se desee), añadiremos un comentario sobre los formularios: son una buena fuente de leads pero pueden provocar rechazo. Cada vez somos más reacios a dar información, así que a no ser que estemos regalando algo o se ofrezca una verdadera ganga, nuestra solicitud de datos debe ser mínima para no caer en la “intimidación”: no más de tres datos (celdas) a rellenar, por mucho que nos encantaría conocer mejor a nuestros usuarios, seamos prudentes al inicio de la relación… 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *