Community Manager: tus 7 momentazos

social media management

¿Eres Community Manager? Bienvenid@ al club…

Sabemos muy bien que en esta profesión existen momentos de todo tipo, que posiblemente hayas pasado por alguno de estos siete trances… y también estamos seguros de que habrás logrado salirte del meollo con mayor o menor gloria… ¡Ole tú!

Esta es nuestra particular selección de los momentazos de un CM, tanto sea interno como externo:

#1. Te has equivocado de perfil

Típico. Es lo que pasa cuando gestionas otras cuentas además de la tuya personal. Siempre trabajas con el mismo riesgo, lo tienes presente y hasta tienes un mantra al que acudes antes de darle al botón de «publicar». Aún así, sucede, y envías un post desde tu cuenta o le das al like como persona y no como marca o empresa. Si te das cuenta a tiempo no pasa nada, hay cosas fáciles de resolver, y otras… no tanto (glups).

#2. Érase una vez un troll

Aparece de repente, se te cuela en las redes y se instala cómodamente. Te da guerra de modo incansable y hasta que no te lo quitas de encima puede haber conseguido generar una crisis total en la cuenta que gestionas. El muro se convierte en un campo de minas, no sabes dónde pisar.

¿Por qué lo hace? porque le gusta más ser tu hater que tu lover

#3. Él cliente (siempre) pide más

En el último informe tu jefe o tu cliente ha detectado que la competencia más peligrosa ha incrementado su comunidad de fans y te pide -por mail, whatsapp, telegram y skype- que hagas lo necesario para sobrepasarlos. Y cuanto antes, porque como tú bien le dices siempre, la inmediatez de las redes sociales requiere respuestas ágiles.

¡Tenemos que captar 1.000 fans más! ¡Mañana mismo!
• De acuerdo, pero antes debería analizar a qué se debe este aumento, puede ser que estén pagando por clics… en cualquier caso, ¿qué presupuesto quieres asignar si creamos una promo?
• No quiero «gastar» ni un euro, además, la estrategia es cosa tuya, ¿no?
• …

Afortunadamente, hay jefes, y jefes. También hay clientes… y clientes 😉

#4. ¡Buenos días, tienes tropecientas notificaciones!

Medio millón difícil que suceda, pero sí, hay días en que fans y followers se han puesto de acuerdo en preguntar, opinar y comentar la promoción que publicaste anoche, y tienes la bandeja saturada y el icono de la red social con un +99 rojo inquietante.

momentazos-community-dos-tazasDesde el «impaciente» que no ha recibido todavía el obsequio y al que tienes que contestar con aquello de «La  promoción acaba de iniciarse y el sorteo de regalos se realiza dentro de 15 días. Si eres uno de los afortunados te avisaremos personalmente. ¡Gracias por tu paciencia!», hasta el «avispado» comercial de turno con su «Hola, soy comercial de papel para oficina, si me indicas con quién hablar le enviaré una buena oferta. Un saludo».

¿No querías engagement? Pues… dos tazas.

#5. Desconexión, error, desconexión

Cuando más lo necesitas, falla. Te quedas sin conexión y se te hiela la sangre en las venas. Ni usando el móvil, que teóricamente es 4G, ni el USB para casos de emergencia, ni que desesperadamente intentes averiguar la contraseña del vecino (que ha dicho el conserje que tiene el doble de velocidad) … Los astros se alinean, y es en este justo momento de pánico cuando te llama el comercial de turno, pero es de otra compañía telefónica y después de presentarse, te pregunta que con quién tienes contratada la línea y si estás satisfecho con el servicio…

#6. Se te han adelantado otra vez

Tienes activadas las alertas en todos tus dispositivos, tu oído y tu vista están entrenados para reconocer una primicia relevante y publicarla al instante, en beneficio de los internautas seguidores de la marca por la que te desvives. Lamentablemente te encontrabas en el punto anterior (#5) de esta lista, y la competencia ha publicado antes. Sabes que vas a recibir una llamada en breve, porque tu jefe o tu cliente -aquella persona que delega tanto que ni mira las redes-, en esta ocasión… también lo ha visto.
 
#7. Contraseña hackeada
 
Si ya se ha logrado piratear la cuenta del creador y amo de Facebook, ¿cómo no van a hackear las tuyas? Te ves en la tesitura de tener que rendir cuentas y capear el temporal. Tú sabes que cambiaste la contraseña hace poco, pero han logrado pillarla igual. La marca que gestionas ha pasado de tener una comunidad de casi 2 millones de fans con una cuenta corporativa impoluta, a rozar los apenas 450 seguidores. Y lo peor es que sus seguidores están recibiendo mensajes muy extraños…
 
 
¡¿Qué habré hecho yo para merecer esto?!
 
fallo-en-la-red
 
Acabemos en clave positiva: con un poquito de suerte esta semana las redes van a estar tranquilas, los haters, hackers y trolls descansarán (también lo hacen), los clientes acabarán la semana satisfechos con tus contenidos, las estadísticas y en general agradecidos con tu labor al frente de sus comunidades. Ah, y la señal de wifi será fantástica y constante. Estarás en la gloria…
 
¡Ánimo!

Deja un comentario