TikTok: espionaje, censura y conspiración

Queríamos hacer una review sobre esta app y resulta que barriendo (como nos gusta decir en nuestra jerga), hemos encontrado que debajo de la alfombra había cosas interesantes.

Cambio de perspectiva: tras revisar los titulares de los últimos cuatro meses bajo este hashtag, preferimos reorientar nuestro post e intentar dilucidar lo que se esconde tras TikTok, la app controvertida.

Durante este verano de pandemia Covid19, la crisis sanitaria abría los noticiarios en todo el mundo. Mientras tanto, EEUU y China seguían librando su batalla por el poder de los datos. 

A mediados de mayo supimos que Kevin Mayer dejaba Disney+ para dirigir TikTok (en EEUU), se convertía en su CEO y además «de regalo» se llevaba el flamante cargo de COO en ByteDance, reportando directamente al CEO Ziming Zhang.

WOW… que un peso pesado de la mega factoría Disney, jefe del negocio de transmisión de Disney, decida liderar una empresa china, da mucho que pensar, ¿o no? Recordemos la crisis Huawei -el veto impuesto a la marca china en EEUU-, sin duda otro de los hitos de la era Trump.

Donald Trump

TikTok, también conocida como Douyin, su nombre original en China y que significa “sonido vibrante”, se fusionó con Musical.ly, que era una red social y app nacida en 2014 para crear vídeos y transmisiones en directo. Se creaban vídeos de 15 a 50 segundos y se podía añadir música, opciones de velocidad, filtros etc. En 2018 Musical.ly ya superaba los 90 millones de usuarios. Tenía sede en Shanghái y oficina en San Francisco, California.

ByteDance, propietaria de la original TikTok, adquirió Musical.ly y las fusionó, dejando el nombre de TikTok a su nueva creación. Una de las aportaciones de TikTok a la “vieja” app anterior, es que se pueden reutilizar los sonidos creados por otros usuarios. A muchos nos confunde un poco su nivel de privacidad.

TikTok se implantó en Norteamérica mediante ByteDance, empresa matriz china con sede en EEUU. El número de usuarios en TikTok ha ido creciendo como la espuma, también en esa parte del mundo, miles de norteamericanos interactúan mediante esta app a diario. ¿Se intuye el “problema”?

Trump volvió a sacudir la tensa relación entre EEUU y China con otra de sus prohibiciones: el 6 de agosto decretó que no podían realizarse transacciones estadounidenses entre TikTok y WeChat.

tiktok and wechat

Pertenece a Tencent, un grupo empresarial (chino) que ofrece una gama extraordinaria de servicios para empresas y consumidores, desde juegos tan populares como Fortnite (sí, Tencent es socio en un 40% de la empresa Epic Games), pasando por aplicaciones de mensajería y redes sociales, como WeChat, hasta cloud computing y big data Analytics… no hace falta mirar mucho más.

Cuanto más levantamos la alfombra para barrer, ¡más piezas de puzzle encontramos! 

Recordemos que WeChat es una “super app” china de mensajería instantánea multifunciones de enorme popularidad en el mundo, sin excluir EEUU… tanta popularidad, que el gobierno chino la utiliza como medio de vigilancia (espionaje) y para implementar la censura, tan normalizada en este país. Censura sobre todo relacionada con los campos de reeducación, tema delicado y controvertido.

Eso es lo que hemos encontrado publicado y aparentemente contrastado. Aunque nunca pondríamos la mano en el fuego por ningún canal de comunicación, visto lo visto.

El 3 de agosto de 2020 saltó a los medios que el presidente norteamericano amenazó con prohibir TikTok en su territorio si en el plazo de 45 días no se realizaba la adquisición de ByteDance, por parte de Microsoft u otra empresa americana.

El plazo expira el 15 de septiembre… #savethedate!

popcorn

 

Por descontado, la respuesta de ByteDance no se ha hecho esperar: amenaza con recurrir al sistema de justicia estadounidense.

Los nervios están a flor de piel, incluyendo a los usuarios, que empiezan a verse impactados por información confusa que habla de una brecha de seguridad (otra más) en la privacidad de datos. ¿Es TikTok realmente un puente directo de transmisión de datos con China? OMG!

Junto con las palabras espionaje y censura, llega la más cañera: conspiración. En algunos vídeos de TikTok difunden teorías de la conspiración desacreditadas sobre los orígenes del Coronavirus. 

Anonymous también opina, y es bien sabido que tiene fieles adeptos. Navegando un poco bajo esta combinación de palabras clave, obtendréis muchas más entradas. Pasen y vean.

 

Para finalizar, tan solo hace unos días dimos con otro titular escalofriante relacionado con TikTok: la empresa está intentando evitar la difusión de un contenido extremo y altamente sensible, con origen en EEUU. Os enlazamos la noticia aquí, con el aviso de que puede herir vuestra sensibilidad

Otra crisis made in China. Made in China y acompañada de la mano de Donald Trump.

Xi Jinping y Trump

The show must go on

 

Nota: en la India, el gobierno prohibió TikTok y otras aplicaciones chinas, como resultado de sus disputas fronterizas. Y punto. Pero esto no sale tanto en los medios…

 

Deja una respuesta