Los 10 tipos de cliente “atrapaoferta”

Si tienes un negocio (físico o virtual), en algún momento te plantearás realizar una acción utilizando como gancho una oferta de producto o un descuento atractivo, una promoción puntual, una demostración de producto gratuita… Da igual si se trata de productos de gran consumo o servicios, en función de lo que ofrezcas con toda seguridad vas a obtener alguna respuesta, y si todo va bien, seguramente sea incremento de facturación, mayor visibilidad, aumento de volumen de visitas/clientes en tienda y un largo etcétera.Según lo que hagas y cómo lo expongas, vas a captar la atención de algunas personas más que de otras, porque los consumidores son más o menos sensibles a las ofertas y promociones. Si quieres segmentar o te interesa dirigirte a algún tipo de consumidor en concreto, quizá podamos ayudarte con esta breve descripción de los 10 “atrapaofertas”:

1) el Cambiatón
Está dispuesto a almacenar envases vacíos, pacientemente en un rincón, a la espera del “trae dos latas vacías de atún de la marca talycual, y te aplicaremos un descuento del 15% en la próxima lata de la misma marca”. Son consumidores de la categoría y poco fieles -seguramente- a la marca, pero les encanta la mecánica, y de paso, “reciclan”.

2) los YDRs
En cuanto ven un champú al cual se le ha adosado un suavizante, lo lanzan al carro. Da igual la marca. Son aficionados a comprar impulsados por este tipo de promociones, especialmente si es algo que consideran a un precio “elevado”, motivados por la justificación. Los llamamos los “Y De Regalo”, porque compran por impulso y en respuesta al valor adicional, que poco tiene que ver con el valor añadido.

 

3) la Madrugadora
Tiene una organización espectacular, con alarmas y avisos activados para enterarse de las ofertas, no se lo perderá por llegar la última. Especialmente orientada a las ofertas breves y/o temporales: “Sólo hoy, día sin IVA” o “Este martes, date un capricho: las 5 primeras clientas obtendrán un servicio de lavado+corte+secado, al 50%”.

4) la Siemprejoven
Saca provecho de su edad siempre que puede, y hasta que pueda. Suele verse atraída por los descuentos dirigidos al target de su franja de edad, “Si eres menor de 35 años, disfruta ahora de una matrícula con el 35% de descuento.” Puede perfectamente aplicarse al género masculino, pero sabemos que la edad suele ser un dato más relevante para el target femenino.

5) el Recomprón
Son especialmente sensibles a las tarjetas de fidelización por consumo, y guardan cuidadosamente todas las tarjetas o comprobantes relacionados. Les encanta cuando llega el día de mostrar la tarjeta con las 10, 20 o 100 casillas marcadas y llevarse un servicio o producto totalmente gratuito. Fieles como ninguno al descuento “aplicado” en la siguiente compra, y paciente como el que más, porque saben esperar su recompensa.

 

6) los Radiomacuto
Usuarios de redes sociales, sin duda. Aunque también lo comentan en el ascensor, la panadería y la cafetería. Les motiva lo de compartir ofertones con los demás, difundir su mensaje a los cuatro vientos. A cambio de su like o su foto colgada en instagram sujetando tu logotipo, les ofreces un descuento. También conocidos como WOM (word of mouth), son muy efectivos si te interesa obtener difusión rápida de tipo “boca-oreja”.

7) los Indecisos
“¡Apresúrate, solamente hasta el domingo!”. Ponle un tope inamovible a tu oferta, cuanto más breve sea en tiempo, mejor, y seguramente caerá alguno de los típicos indecisos que llevan tiempo queriendo comprar tu producto, pero no se habían decidido. Si cruzamos un Cambiatón con un Indeciso, seguramente saldría un adicto a los planes RENOVE, tan utilizados por el sector de los automóviles.

8) el FijoSemanal
Sea lo que sea, tiene que atrapar una oferta como mínimo, cada semana. Tiene el reto personal de cumplir su misión, y no se rinde fácilmente: si no ha podido beneficiarse de nada entre lunes y sábado, acaba regateando con la dependienta de la pescadería a las 20.30h, argumentando que “ese lenguado no te llega al martes, venga, me lo llevo si me lo dejas bien de precio”.

9) el PrimeroLoCato
Les motiva que les den primero un trocito de queso en el supermercado junto a un vale de descuento, que a veces se queda sin querer en el fondo del carro o en la guantera del coche, hasta que caduca. Que les inviten a una cata de vino para luego llevarse una caja de oferta, pero de cava. Probarse unos tejanos carísimos y en función de cómo les queda, se quedarán una camiseta rebajada. Con suerte, entre éstos siempre se cuelan fans de la marca, y compran lo que toca.


10) la Matemática
No podía faltar ella, la de todalavida, sensible a las ofertas de descuento por unidades, mejor si es del mismo producto y por supuesto de la misma marca. Con la vista de lince, está perfectamente entrenada para detectar los cartelitos de 2×1, 3×2, “Llévate el segundo al 50%”, etc. Aunque no sean carteles amarillos, con forma de estrella y sobresalgan de la estantería con un muelle. Lo huelen. Felices de llevarse 3 rollos de papel higiénico de regalo junto con otros 6 pagados (y al pasar por caja, saben qué precio unitario están pagando).

¡A por ellos! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *