3 conceptos clave en Estrategia de Social Media para B2B

En el año 2018, la previsión mundial de usuarios en social media superará la cifra de 2.500 millones. Basta con ojear alguno de los muchos informes sobre la evolución de los últimos años, los incrementos tanto a nivel internacional como nacional hablan por sí mismos. Aquí tenéis por ejemplo el informe realizado por We are social.
Las empresas y marcas que se dirigen al consumidor final han incorporado -en su mayoría- algún tipo de red social en su estrategia de marketing, conscientes del enorme potencial de conexión. Mientras éstas lo ven tan claro, las empresas B2B todavía dudan y son reacias a entrar en la vorágine de la conversación. Para éstas, ¿qué sentido puede tener estar en las redes, si en las redes sólo hay personas?
El foco de atención de muchas B2B sigue estando sobre el ROI o las métricas de “la vanidad” (likes, shares) y persisten las dudas acerca de este tipo de inversión y su conversión: “Es muy difícil medir el beneficio de estar en los social media, no sabemos cómo medir las ventas reales que pueden aportarnos.
Estamos de acuerdo, mientras persista la duda, mejor no entrar.
No obstante podemos verlo desde otro punto de vista, dejando de lado si hablamos de B2C o B2B. Recordemos que, en esencia, el llamado social media marketing es una conversación: personas que hablan con personas. Y dentro de este grupo, hay personas que trabajan. Seguramente éste es el target que se quiere alcanzar o influenciar a través de una estrategia de marketing de B2B.
Las empresas no son edificios, son personas. Visto así, los social media dejan de actuar como un mero canal de conversiones directas (ventas) y pasan a ser una herramienta que contribuye a incrementar la notoriedad de la marca, que puede dotar de mayor valor a la conversación online. Al final, se trata de que los clientes tengan presente la marca antes de que realicen el primero contacto.
Si con este breve razonamiento, junto con la cifra indicada al inicio de nuestro post, resultan de interés para replantearse una estrategia de marketing B2B que quiera incluir los social media, aquí tenemos tres cuestiones básicas a tener presentes a la hora de iniciarse:
#1. Tener un plan
 
Marquemos objetivos, hoja de ruta, claves de comunicación y timings.
Sin duda antes de moverse lo más importante es seleccionar bien las plataformas, saber el público que encontramos en cada red, a quién nos dirigimos y en qué tono, con qué frecuencia y sobre qué les hablaremos.
Y no olvidemos la gestión de crisis, puede surgir en el momento menos esperado y deberemos capear la tormenta.
#2. Tener un equipo 
 
Elegir los perfiles adecuados es primordial. Tener una sobrina muy activa en Snapchat, blogger -no importa de qué- y con cientos de fans y followers no garantiza que sea la mejor candidata para manejar el timón de una estrategia digital corporativa.
 
 
“El ‘community manager’ es en unas empresas un gurú. En otras, un becario.”
Cristina Delgado
Conocemos varios casos en los que este tipo de rol se ha encargado a algún empleado que carece de la habilidad o madurez necesarias para construir una correcta reputación online…
La persona o equipo, sea interno o externo, que crea o selecciona, redacta, publica y gestiona contenido y comunidades digitales, debe tener la preparación adecuada a esta responsabilidad.
#3. Tener contenido
El marketing de contenido es la parte central de una estrategia en social media, y su objetivo es incrementar la notoriedad de marca entre el público B2B. Sea un vídeo, una fotografía, un artículo o un hashtag, todo forma parte del contenido y por lo tanto debe orquestarse para que formen un mensaje global unificado.
Si las empresas ofrecen un contenido interesante y consistente a través de las redes sociales, la marca se verá reforzada y gradualmente será más y por consiguiente recordada.
“Automating your social media is like sending a mannequin to a networking event.”
Scott Stratten
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Aunque el target al que nos dirigimos no sea muy activo en redes sociales, una marca con buena reputación digital será mucho más atractiva, interesante y fiable cuando se busque -y encuentre- en Internet.

Deja un comentario