4 tendencias & 8 claves del e-Commerce para 2018

Comprar online será cada vez más fácil, más rápido y más satisfactorio. Las tendencias del consumidor nos ofrecen las claves para desarrollar correctamente nuestra estrategia, optimizar nuestra e-commerce y ganar competitividad.
Destacamos cuatro tendencias que nos han parecido más relevantes para este año 2018, y al final del post también incluimos un infograma con las ocho claves:

#1. Uso de plataformas y dispositivos.
Es necesario integrarlos todos de la mejor manera posible. Si a ello le sumamos el uso de las cookies y apostamos por estrategias como el remarketing, estaremos llegando a nuestro target del modo más directo y posiblemente efectivo.

El dato que más resuena es el incremento del uso de smartphones y otros dispositivos móviles asociado a la compra online. El consumidor marca la tendencia de modo inequívoca: queremos comprar en cualquier momento sin necesidad de estar siquiera en nuestro hogar.
#2. Experiencia del consumidor.
Las e-commerce favorecen esta tendencia, empresas como Amazon lo tienen claro. La experiencia en la compra debe ser única y positiva. Basándose en todos los datos recopilados progresivamente, pueden personalizar sus recomendaciones de modo muy certero.
Del mismo modo, atender eventuales sugerencias o reclamaciones es un punto a tener muy presente para la fidelización. La compra por voz, los chatbots y otras apps de mensajería están en auge y llegará un momento en que resultarán cruciales para ofrecer una “conversación” correcta con el consumidor.

#3. Opciones de envío. 
Podría englobarse en el punto anterior, pero merece un punto aparte. Además de contar con las firmas de mensajería más extendidas geográficamente, muchas e-commerce ofrecen ahora su propio servicio y amplían las opciones del momento de entrega. El objetivo es abarcar al máximo las posibilidades para que el consumidor se sienta liberado de limitaciones o costes extra que no acaben de satisfacerle.

Es el cliente quien valora y decide si desea recibir su pedido al momento, si prefiere demorar la entrega, si lo recibe en el hogar, en el trabajo, en un punto de recogida, a través de Correos etc. Poder personalizar el envío también forma parte de la experiencia en el proceso de compra. Cuanto más flexibles, más atractivos. 

#4. Big data.
Todo se analiza y ofrece estadísticas muy interesantes para las empresas que operan offline. Ahora también se aplica a las e-commerce.

La monitorización permite la progresiva adecuación de precios y la previsión en muchos sentidos. Tengamos presente que el consumidor busca y compara online antes de realizar una compra, es un hecho que según los datos va en aumento. Es indistinto si se produce luego la compra de modo offline u online. Conocer estos detalles puede ayudarnos a establecer o corregir nuestros precios e incrementar nuestra competitividad.

Ante todo, lo primordial es estar bien posicionado y ofrecer el máximo de detalles online, para que el usuario nos tenga en cuenta.

Si ya tienes una tienda o negocio online, además de este breve resumen de las tendencias previstas para marcar el 2018, te mostramos una infografía que hemos elaborado, en la que indicamos los ocho factores clave que contribuyen a tener una e-commerce “lista para triunfar”:

¡Feliz comercio!

Deja un comentario