La marca y sus activos (II)

En el último artículo iniciamos el resumen sobre los 3 activos fundamentales de la marca: logo, web y redes sociales. Hoy toca hablar de la web.

¿Has registrado tu nombre de dominio? ¿Sabes qué extensión es “mejor”? ¿Qué objetivos le has encomendado a tu web? ¿Cómo la gestionarás? ¿Aplicarás SEO?

Hace unos meses, en nuestro artículo sobre los 8 beneficios de la web, decíamos aquello de que …sí, por insólito que pueda parecer, aún hay profesionales o negocios que dudan si tener o no un sitio web puede resultarles beneficioso.” 

Es incuestionable bajo nuestro punto de vista, pero seguimos descubriendo negocios sin web o webs obsoletas… 

Sea el negocio que sea, debe tener una representación en Internet a través de algo tan sencillo como es una web. Hay una web para cada bolsillo, el coste no es ahora mismo un impedimento, somos cientos de profesionales y empresas que ofrecemos este servicio, hay donde elegir! Los únicos ingredientes son: un dominio, un hosting (alojamiento) y la propia web. 

Debe transmitir la personalidad de la marca, la web es el eje o lugar principal de ésta en la red. Todos los elementos y el contenido que tenga la web, deben ser fieles a la marca y representar su valor, comunicando de modo claro y atractivo qué ofrece al mercado.  

Una vez tengas una web, no la abandones

Aprende a sacarle el mejor partido a este REY de Internet. Existe un porcentaje muy elevado de páginas web que caen en desuso, dejan de funcionar, son “antiguas” o lo que es peor, NO se ven! Una web preciosa sin estrategia de posicionamiento o conversión, pobre en contenido, mala visualización en dispositivos o carente de visitas, es una pérdida de oportunidad.

Recordemos también la importancia del marketing multicanal, del cual hablamos hace poco. No pensemos solamente en una web para potenciar nuestra marca y conversar con el consumidor, sino que también es una clave para el B2B.

Si quieres algunas pistas más, busca en nuestro blog bajo el tag #optimizar web y en algo seguro que contribuimos. 

O también puedes optar por invertir tu tiempo en otros menesteres que sean más convenientes para tu tranquilidad, rendimiento, objetivos, dedicarte a lo que realmente te ocupa o te interesa y dejar que Pimienta se encargue de todo lo relativo a tu web 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *