El rey de las redes: Su Majestad el Blog

Reciclamos nuestro post publicado en 2014 para volver a revisar los 10 “secretos” revelados por Jamie Ginsberg. Nos pareció muy interesante y sin duda siguen vigentes.

El blog es crítico en la Estrategia Digital en Redes Sociales. Todo gira en torno a éste.

Aquí os dejamos las 10 claves, traducidas -libremente, manteniendo su esencia- de su artículo original:

  1. Sinceridad. Escribe sobre temáticas que realmente te interesan y en las que creas, sé sincer@ y escribe desde el corazón. Tu redacción será natural y trascenderá, conectarás con el lector.
  2. Frecuencia. Actualiza tu blog semanalmente como mínimo. Programa tu redacción y publicación para que se conviertan en una rutina agradable y no dejes tu blog para la improvisación.
  3. Equilibrio. Una justa combinación de artículos largos y cortos. El promedio puede ser de 250 palabras, así que si tienes mucho que decir, no lo conviertas en una novela y resume para que tu lector te lea hasta el final. Un post corto puede ser una cita y una imagen, es perfectamente válido.
  4. Autenticidad. Sé tú mism@. Escribe por ti, que no te resulte difícil porque puedes brillar por ti sol@.
  5. Especialización. Concéntrate en tu área, en lo que dominas, pues será en este terreno en el que puedas informar mejor y compartirlo con los demás. Si eres expert@ en yoga, escribe sobre este tema y seguramente lo harás de modo brillante. No obstante, es tu área creativa y puedes romper la regla si lo crees necesario.
  6. Créditos. Cita las fuentes, éstas aportarán credibilidad y valor, y todo lo contrario si no lo haces. Si compartes tu contenido en Facebook, recuerda que hay millones de personas que podrían leerte.
  7. Imágenes. Una imagen vale más que mil palabras. Usa el poder de las imágenes siempre que puedas, y cita la fuente. Incluir los metadatos también puede ser positivo para el posicionamiento orgánico.
  8. Enlaces, Enlaces, Enlaces. Publica enlaces a terceros, añade un blog roll (listado de blogs o webs afines o seguidos). Construye el llamado capital social, sobre todo si éstos también te dan crédito. Además, favorece la optimización (SEO) y contribuimos al tráfico. ¡Pruébalo!
  9. Reserva. No hace falta publicar al momento tras la redacción, la inspiración puede llegar cuando menos la esperas, aprovéchala pero no te fuerces a más. Reserva tu post para la mejor ocasión, crea tu propia biblioteca y mantén algunos recursos, lo más seguro es que si te has programado una periodicidad llegarán esos días en que te falte tiempo o ánimo para escribir. Además te permite volver atrás y revisar artículos.
  10. Promoción. No estarás vendiendo tu alma, se trata de contribuir con contenido útil para los usuarios. Tan solo comunica que tienes un blog, compartiendo el enlace en las redes (Facebook, LilkedIN, Twitter, en tu firma de e-mail, tu tarjeta…). Invita a tus amig@s, informa a tus colaboradores, clientes y red profesional en general. La promoción de tu post/blog es tan o más importante, porque si no se comparte no tiene sentido.

Está claro: el blog debería ser el centro de la estrategia en redes sociales. La web es el centro de Internet, pero el contenido se crea y comparte desde el blog.

Aquí tienes el post original: http://linkd.in/1ezAPJn

Deja un comentario