Facebook Live: 9 consejos prácticos

En el artículo anterior revisamos el fenómeno Periscope, hoy hablaremos de Facebook Live, que ha convertido la red social en una auténtica plataforma de vídeos “en directo”.  La herramienta se lanzó hace relativamente poco (Diciembre 2015) e inmediatamente se puso de moda entre actores, cantantes, presentadores de televisión y una larga colección de famosos (verificados por Facebook).Facebook se llena a diario de vídeos en tiempo real (live) que pueden ser retransmitidos a la audiencia que uno desee y que permiten interactuar con comentarios de texto, dibujos, emoticonos y filtros.

Si sois neófitos y os interesa usarlo, tanto sea a nivel profesional como particular, aquí os dejamos una selección de nueve puntos a tener en cuenta:

#1. Sé cautelos@ con los comentarios: lo mejor de publicar en directo es precisamente la inmediatez y espontaneidad que ofrece esta herramienta, lo que conlleva que la conversación generada tras la emisión aparecerá publicada en la pantalla. No se pueden eliminar los comentarios tras la emisión, así que quizá sea más prudente responder después (son editables posteriormente).

#2. Cambia el enfoque: recuerda que puedes mostrarte a ti mism@ y lo que sucede a tu alrededor, alterna entre la cámara frontal y trasera para darle más “viveza” a tu vídeo.

#3. Redacta bien: puede parecer obvio, pero a menudo nos olvidamos de que el texto también importa. Una buena descripción marca la diferencia ante los usuarios. Transmite la personalidad adecuada y de manera constante, alinea el discurso con la identidad. Y de nuevo, recordemos que puede editarse, sobre todo si ha sucedido algo durante la grabación o la historia ha dado un giro inesperado. En “Opciones”, en la parte inferior, “Editar vídeo”.

#4. Planifica, evita la improvisación: a ser posible, evita entrar de lleno en una emisión en directo sin un mínimo plan previo. Conviene por ejemplo tener respuestas básicas preparadas para poder atender al posible aluvión de comentarios y preguntas posteriores.

 

#5. Personaliza, sé auténtic@: si obtienes interacción, no te limites a leer y contestar como un autómata, tómate tu tiempo para saludarles usando nombres personales y anímales a mantenerse sintonizados, a enviar sugerencias y a difundir si les gusta lo que publicas. Recuerda que la experiencia sube un grado positivo cuando se sienten más vinculados a ti o tu marca.

#6. Invierte en herramientas o medios: a ser posible, utiliza buenos medios para retransmitir. Nada hay peor que una emisión defectuosa en imagen o sonido. Un simple trípode para garantizar la estabilidad de la imagen, o un micro para captar mejor tu voz, por ejemplo. Y también es bueno cuidar los detalles de ambiente, unos libros, un marco con una foto divertida o una simple taza de café humeante, le dan “calidez” y humanizan el entorno.

#7. Sonido, luz y conexión: elige bien el punto de emisión y cuida estos tres detalles, tómate tu tiempo en examinar el efecto de la luz (solar o artificial) sobre el lugar de la toma, comprueba el sonido y sobre todo, recuerda que necesitarás una conexión constante y fluida a la red.

#8. Elige la franja horaria correcta: ¿es mejor por la mañana? ¿tu audiencia se conecta más por la noche? No existe una respuesta genérica… Conviene simplemente intentar seguir lo que el propio Facebook te indique, así que revisa las estadísticas, anota cuándo se conecta tu público e intenta amoldarte a la mejor franja posible.

#9. Promociona, promociona, promociona: lanza avisos (teasers), publica que vas a emitir en directo y observa cómo obtendrás mayor interacción… No hay nada más efectivo que crear un clima adecuado y expectante, previo a tu publicación.

¡Suerte con vuestros directos! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *